¿Qué hago?

Me gusta definirme como un proveedor de movimiento.

Para encontrar el origen del problema del paciente, le escucho. Analizo su historia clínica y lo exploro para entender cómo su cuerpo está reaccionando ante esa lesión.
Muchas veces encontrar la fuente del problema puede llevar varias sesiones de tratamiento.
Pero en cada una de ellas se establecen objetivos para conseguir la evolución del paciente.

Siguiendo los principios de la osteopatía, procuro que los tejidos reciban el aporte fluídico necesario, que la forma y la función vayan de la mano y dar movilidad al cuerpo del paciente. Para que sea él mismo, el que encuentre la manera de sanarse o de sobreponerse a su lesión.

La osteopatía es una terapia global, tal es así que las sesiones de tratamiento osteopático pueden complementarse con tandas de ejercicios, masaje o técnicas de manipulación articular como visceral con el único fin de mover lo que no se mueve.